sábado, 23 de octubre de 2010

El colesterol y la tensión


LA INCIDENCIA DE LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Según datos de la “Federación Mundial del Corazón”, las enfermedades cardiovasculares causan más de 20 millones de muertes al año, tantas como el resultado de sumar las provocadas por el cáncer, las patologías respiratorias crónicas, la diabetes, el SIDA, la tuberculosis, y la malaria.
Estudios publicados en el European Heart Journal ponen de manifiesto que existen diferencias significativas en la incidencia de las enfermedades cardiovasculares en Europa. Concretamente, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (año 2006), en nuestro país mueren anualmente mas de 125.000 personas por enfermedades cardiovasculares, lo que supone un 32,5% del total de fallecimientos. Sin embargo, y por desgracia, existen dos datos que permanecen invariables:
1. Las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de fallecimiento en la Unión Europea con más de 2 millones de muertes.
2. Las tasas de infarto de miocardio en los europeos mayores de 65 años continúan aumentando año tras año y se estima que ésta progresión continuara en el año 2020.
En resumen, la primera causa de muerte en los adultos a nivel mundial, incluyendo a nuestro país, son las enfermedades cardiovasculares. Y los dos principales factores de riesgo son la presión sanguínea alta, también conocida como hipertensión y los altos niveles de colesterol (los dos grandes asesinos silenciosos).

HIPERTENSIÓN
La hipertensión arterial es una condición médica que puede pasar inadvertida y es más frecuente a partir de los 40 años, aunque puede aparecer a cualquier edad. Está caracterizada por un incremento continuo de las cifras de presión arterial por encima de 139/89 mmHg y considerada uno de los problemas más importantes de salud pública en países desarrollados, afectando a cerca de mil millones de personas a nivel mundial. La hipertensión es una enfermedad asintomática y fácil de detectar, sin embargo, puede producir complicaciones graves y letales si no se trata a tiempo. La asociación entre la presión arterial y el riesgo de cardiopatías, infarto agudo de miocardio, derrame cerebral y enfermedades renales es independiente de otros factores de riesgo. Como efectos destacados citaremos los siguientes:
• La hipertensión supone una mayor resistencia para el corazón, que responde aumentando su masa muscular (hipertrofia ventricular izquierda) para hacer frente a ese sobreesfuerzo. Este incremento de masa muscular puede producir insuficiencia coronaria y angina de pecho al no venir acompañado de un aumento equivalente del riego sanguíneo
• Puede intensificar el daño en aquellos pacientes que han tenido un problema cardiovascular previo.
• Propicia la arterioesclerosis (acúmulos de colesterol en las arterias) y fenómenos de trombosis (pueden producir infarto de miocardio o infarto cerebral).
• En el peor de los casos, la hipertensión arterial puede reblandecer las paredes de la aorta y provocar su dilatación (aneurisma) o rotura (lo que inevitablemente causa la muerte).

HIPERCOLESTEROLEMIA
El colesterol tiene un impacto dual y complejo sobre la fisiopatología de la arteriosclerosis. Actualmente se reconoce ampliamente el papel causal del colesterol presente en las lipoproteínas de baja densidad (LDL) en la arteriosclerosis. De esta manera, la existencia sostenida de niveles elevados de colesterol LDL ("colesterol malo") por encima de los valores recomendados, incrementa el riesgo de sufrir eventos cardiovasculares (principalmente infarto de miocardio agudo) hasta diez años después de su determinación, tal como lo demostró el estudio de Framingham iniciado en 1948. De manera interesante, el colesterol presente en las lipoproteínas de alta densidad (HDL) ejercería un rol protector del sistema cardiovascular, que por ello se conoce como "colesterol bueno".
Tener el colesterol alto puede ocasionar importantes problemas de salud como la arteriosclerosis y demás problemas cardiovasculares, que pueden derivar en infarto de miocardio o trombosis cerebral. Además, la capacidad lesiva del colesterol malo se ve notablemente potenciada en personas que padecen hipertensión.
Los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, epidemiológicamente, pueden clasificarse en:
- No modificables: edad, sexo, raza, factores genéticos.
- Modificables: tabaquismo, hipercolesterolemia, hipertensión arterial, sedentarismo, obesidad, diabetes mellitus, etc.

Existe una combinación natural y única de ingredientes clínicamente probados que:
1. Inhiben la producción de colesterol por parte de su cuerpo y mantienen los mismos dentro de un rango saludable.
2. Ayudan a mantener de forma segura y eficaz los niveles de tensión arterial.

I) LEVADURA ROJA DE ARROZ

ORIGEN:
La levadura roja de arroz “Monascus purpureus” es un alimento y una medicina tradicional china usada durante más de dos mil años como tratamiento para la indigestión, la diarrea y el dolor abdominal. En un libro chino antiguo de registros de farmacia se utilizaba la levadura para promover la salud cardiovascular.
Recientemente, se ha descubierto que esta antigua preparación china contiene, de forma natural, al menos 11 sustancias que actúan disminuyendo la formación de colesterol endógeno,
Una de éstas, la "monacolina K" es un potente inhibidor de la HMG-CoA reductasa.
Numerosos estudios clínicos realizados tanto en Occidente como en China avalan el uso terapéutico de la levadura roja de arroz. Entre sus efectos más destacables podemos mencionar los siguientes:
- En conjunto en los estudios se ha observado que puede reducir el colesterol entre un 16-26%, así como reducir los niveles de triglicéridos y elevar los niveles del colesterol HDL beneficioso.
- En un estudio más reciente se observó que reducía el colesterol sanguíneo una media de 40 puntos a lo largo de un periodo de 12 semanas, en comparación con los escasos 5 puntos en las personas que sólo hicieron cambios de dieta. (Los beneficios fueron marcadamente mayores en las personas con niveles de colesterol total superior a 200).
- Algunas pruebas preliminares indican que tomar Monascus purpureus por vía oral puede aportar beneficios cardiovasculares y mejorar el flujo sanguíneo.
- Algunos estudios preliminares en humanos indican el potencial de beneficios para los diabéticos. Sin embargo, se necesitan estudios adicionales antes de emitir una recomendación sólida en este punto.
PRECAUCIONES:
No existen interacciones medicamentosas conocidas con la levadura roja de arroz. Sin embargo, no se aconseja su ingesta en combinación con otros fármacos inhibidores de la reductasa HMG-CoA (las llamadas estatinas), ya que se puede potenciar su efecto. En pacientes hipersensibles pueden presentarse leves molestias gástricas al inicio del tratamiento. No se aconseja en embarazo ni en épocas de lactancia.

II) COENZIMA Q10
Dentro de nuestro arsenal nutricional, contamos con un complemento alimenticio muy efectivo contra la hipertensión. Se trata de la coenzima Q-10.
ORIGEN:
La coenzima Q-10 (CoQ10) está presente en todas las células vivas; es la molécula responsable de catalizar todos los procesos de síntesis de energía en el organismo, en especial el corazón.
El CoQ10 es indispensable en la fisiología humana, pero a pesar de ello nuestro organismo no dispone de los sistemas necesarios para sintetizarlo. La obtención de CoQ10 por parte del organismo se lleva a cabo por dos vías, vía exógena a partir de la alimentación o vía endógena por transformación de otras coenzimas. Respecto a ésta última, el proceso del envejecimiento reduce nuestra capacidad de obtener CoQ10 a partir de otras y únicamente se cuenta con la vía alimentaria para su obtención. Sin embargo, a este respecto es importante señalar que en los procesos de manipulación y almacenamiento alimentario, éstos pierden parte del CoQ10 que contienen. Es por ello, que la disponibilidad de suplementos nutricionales de CoQ10 constituye una garantía para mantener niveles adecuados de este nutriente vital.
FUNCIONES:
Aunque la Q-10 tiene múltiples funciones, desde incrementar la resistencia hasta anular el envejecimiento, su mayor realidad reside en el ámbito cardíaco. Por este motivo numerosos cardiólogos consideran que "es impensable practicar una buena cardiología sin la ayuda de la coenzima Q-10”.
Otras alteraciones de la salud que pueden beneficiarse de la administración de suplementos nutricionales de CoQ10 son: alteraciones musculares, esclerosis múltiple, enfermedad de Alzheimer, lupus, esquizofrenia, dolor, síndrome de fatiga crónica, fibromialgia e intolerancia al ejercicio físico.
PRUEBAS DE EFICACIA:
Numerosos estudios clínicos realizados avalan el uso terapéutico de la Q-10 en el campo de la cardiología. Entre otros muchos podemos señalar los siguientes:
- En ensayos clínicos, los pacientes con angina de pecho que recibieron la coenzima Q-10 en forma oral, vieron sus parámetros principales mejorados en forma significativa. Estos cambios se presentaron al cabo de algunas semanas y sin la ayuda de los medicamentos ortodoxos.
- En un estudio realizado por el Dr. Svend A. Mortensen, se demostró que el tejido miocárdico de pacientes con cardiomiopatía era significativamente deficiente en Q-10, especialmente en los estados avanzados de insuficiencia cardíaca.
- Un grupo de médicos demostró que se podía estimular la función cardíaca de hombres jóvenes sanos al agregarles Q-10. Los investigadores descubrieron que los hombres sedentarios podían obtener los efectos cardíacos de los programas de ejercicios continuos con sólo tomar la coenzima Q-10.
- El American Journal of Cardiology reportó en 1985 sobre los beneficios terapéuticos de la Coenzima Q-10 en el tratamiento del angor pectoris. Después de 4 semanas de tratamientos, los pacientes sufrieron la mitad de ataques de angina e igualmente requirieron la mitad de la dosis de nitroglicerina.
Además de utilizarse la coenzima Q-10 para el tratamiento de la angina de pecho, se ha utilizado también y con notable éxito para el tratamiento de la hipertensión arterial. En un estudio clínico, encontramos que antes del tratamiento con la Q-10, los pacientes tenían una presión arterial de 142/98. Se les administró a estos pacientes únicamente la Q-10 y dos meses después sus lecturas de la presión arterial, fueron, en promedio 126/88.
Entre las grandes ventajas que tiene el uso concomitante de la coenzima Q-10 en los hipertensos, están que no tiene efectos metabólicos indeseables, que es bien tolerada por los pacientes, que reduce el riesgo de un ataque cardíaco, de una embolia y de problemas renales.
PRECAUCIONES:
No se han reportado efectos secundarios derivados de tomar suplementos de CoQ10. Se recomienda precaución en los pacientes con diabetes y en aquellos que toman drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre, ya que la CoQ10 puede disminuir sus niveles séricos en la sangre.

III) EXTRACTO DE PIMIENTA NEGRA
El extracto de piperina utilizado por los laboratorios prestigiosos de nutrientes naturales, se ha probado clínicamente y se ha demostrado muy eficaz para aumentar notablemente la biodisponibilidad de ciertos nutrientes, de ahí la necesidad de su inclusión en una nueva formulación como elemento sinérgico.
La pimienta negra es una especia común y se ha utilizado en la India por sus características medicinales durante siglos.
Como hemos dicho anteriormente, numerosos estudios clínicos han demostrado que Bioperine mejora la biodisponibilidad de nutrientes hidrosolubles (vitaminas C y B6), liposolubles (beta caroteno), aminoácidos, Coenzina Q-10 y ciertos compuestos herbales, entre ellos y especialmente la curcumina.
Básicamente, el mecanismo de acción de Bioperine es doble:
- Por un lado, mejora la absorción por su marcada acción termogénica mediante el lanzamiento de catecolaminas.
- Y por otro lado consigue que la pared intestinal sea más permeable a los alimentos, para no degradar vitaminas y demás principios activos cuando pasan del intestino a la circulación sanguínea.
PRECAUCIONES: En las dosis recomendadas no se han descrito efectos secundarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario