martes, 15 de noviembre de 2011

Prepararse para el invierno.


Si deseas activar tus defensas para este invierno y así evitar los molestos resfriados u otros problemas respiratorios, te recomendamos tener presente estos 5 puntos esenciales para potenciar tu sistema inmune. Recuerda que todos ellos trabajan en conjunto y que ninguno es más importante que el otro.
Desarróllalos y verás cómo se potencian por completo tus defensas.

5 puntos esenciales

1. Piensa positivo. No olvides que los pensamientos negativos tienen un poder devastador en nuestra salud, nos hacen mucho más vulnerables a todo tipo de enfermedad, incluso la parte más tradicional de la medicina moderna esta aceptando el peso del pensamiento en la mejoría o empeoramiento de las enfermedades.
2. Aliméntate saludablemente. Todos sabemos que una mala dieta te puede traer grandes complicaciones, mientras que una dieta rica y saludable puede potenciar enormemente tu calidad de vida. Consume frutas y verduras frescos de estación, además de ser lógicamente mas económicos, estarás aprovechando la sabiduría de la naturaleza que siempre nos entregan las vitaminas y minerales que mas necesitamos según el clima, como lo es la vitamina C de la naranja en invierno.

3. Haz ejercicios moderadamente de forma cotidiana. El ejercicio ayuda de manera general a tu bienestar general, activa el metabolismo basal, contribuye a la concentración y el equilibrio energéticos y fortalece tus músculos. Caminar, montar en bicicleta y nadar pueden ser buenas opciones. Lo ideal es que elijas una actividad que te agrade, te relaje y te llene de energía para el resto del día.

4. Respira. Ser conscientes de nuestra respiración no solo nos ayuda a oxigenar nuestras celular sino también a serenar nuestra mente. Respirar conscientemente es uno de los ejercicios más sencillos y fáciles de realizar. Solo debes recordar que la forma correcta de respirar es inflando el vientre y no subiendo los hombros. Cuando inhalas infla el vientre, de esta forma dejas más espacio a los pulmones para respirar, y al expirar trata de llegar con el ombligo a la espalda, aun te aseguras de vaciar completamente los pulmones.

5. Descansar, dormir y relajarse, son esenciales para que nuestro organismo se reponga. Es esencial pensar en la relajación como antónimo al estrés, principalmente porque el estrés es un debilitador de nuestro sistema inmune, cualquier iniciativa que puedas tomar para sobrellevar el estrés beneficiara tu salud. Cuando te encuentras relajado tu sistema inmune se hace mucho más poderoso.

Extraído de la revista "Estaciones al Natural" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario