miércoles, 27 de julio de 2011

Ácidos grasos Omega 3


La grasa del pescado contiene ácidos grasos Omega 3, que son diferentes a los omega 6 que se encuentran en los aceites vegetales. Las dos formas más potentes de omega 3 son el ácido eicosapentanoico (EPA) y el ácido docosahexanoico (DHA) y se encuentran en pescados propios de aguas frías, como el salmón, el atún, la trucha, la caballa, el arenque y en el aceite de foca.. Los Omega 3 tienen un papel clave en la regulación de la presión sanguínea, bajan los triglicéridos en sangre, actúan como antiinflamatorios, mejoran la inmunidad y se les atribuye un efecto anti cancerígeno, al inhibir el crecimiento tumoral. Se llaman Omega 3 porque el primer enlace doble se encuentra en el tercer átomo de carbono. Otro ácido graso, pero de origen vegetal, es el ácido alfa linolénico (ALA), que en el cuerpo se convierte en EPA y DHA y se obtiene del aceite de semillas de lino.
Se ha demostrado que el EPA que se encuentra en los Omega 3 inhibe la inflamación, al reducir los niveles de prostaglandinas inflamatorias. Además, reduce la formación de coágulos, aumenta el flujo sanguíneo y reduce la hipertensión. DHA desempeña un papel importante en la transmisión de impulsos eléctricos a través de la sinapsis en el cerebro.

Estos ácidos grasos Omega 3 en la cantidad y tiempo adecuados pueden tener las siguientes propiedades entre otras :
* Ayudan a mantener una piel sana: el acné, la dermatitis, el eccema y la psoriasis se benefician del consumo de estos ácidos grasos, los cuales reducen la irritación en la piel, debido a que inhiben el metabolismo del ácido araquidónico; además, se cree que una piel seca es una deficiencia de ácidos grasos Omega 3.
*Controlan el nivel en sangre de colesterol y triglicéridos
* Reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, previniendo la formación de trombos y coágulos sanguíneos, mejorando el tono vascular.
*Ayudan a reducir la presión sanguínea, sobre todo si se padece hipertensión.
* Regulan el ritmo cardíaco.
* Son precursores de las prostaglandinas que intervienen en la agregación plaquetaria, previniendo la trombosis y la arteriosclerosis.
* Mantienen la flexibilidad de las arterias.
* Alivian el dolor y la rigidez en casos de artritis reumatoide y de gota.
* Favorecen la salud del sistema nervioso y fortalecen el sistema inmune.
* Mejoran los síntomas del asma bronquial.
* Ayudan a prevenir enfermedades inflamatorias como la enfermedad de Crohn, y enfermedades autoinmunes como el lupus.

Precaución: Se recomienda consultar con su médico antes de usar un suplemento de Omega 3, en el caso de estar tomando anti-coagulantes, dado que puede potenciar su efecto.

+ Información Artículos actuales sobre Omega 3 en “ El Mundo del bienestar” y en Artículos Lamberts
Bibliografía: Artículos Lamberts y Robis

No hay comentarios:

Publicar un comentario