miércoles, 28 de octubre de 2009

Los Cuatro Acuerdos



El preludio de un nuevo sueño

Has establecido millares de acuerdos contigo mismo, con otras personas, con el sueño que es tu vida, con Dios, con la sociedad, con tus padres,con tu pareja, con tus hijos; pero los
acuerdos más importantes son los que has hecho contigo mismo.
En esos acuerdos te has dicho quién eres, qué sientes,qué crees y cómo debes comportarte.
El resultado es lo que llamas tu personalidad.
En esos acuerdos dices: “Esto es lo que soy.
Esto es lo que creo. Soy capaz de hacer ciertas cosas y
hay otras que no puedo hacer. Esto es real y lo otro es fantasía;
esto es posible y aquello es imposible”.
Un solo acuerdo no sería un gran problema, pero tenemos
muchos acuerdos que nos hacen sufrir, que nos hacen fracasar
en la vida. Si quieres vivir con alegría y satisfacción, debes
hallar la valentía necesaria para romper esos acuerdos que se
basan en el miedo y reclamar tu poder personal. Los acuerdos
que surgen del miedo requieren un gran gasto de energía, pero
los que surgen del amor nos ayudan a conservar nuestra
energía e incluso a aumentarla.
Todos nacemos con una determinada cantidad de poder
personal que se renueva cada día con el descanso.
Desgraciadamente, gastamos todo nuestro poder personal
primero en crear esos acuerdos, y después en mantenerlos. Los
acuerdos a los que hemos llegado consumen nuestro poder
personal, y el resultado es que nos sentimos impotentes. Sólo
nos queda el poder justo para sobrevivir cada día, porque
utilizamos la mayor parte de él en mantener los acuerdos que
nos atrapan en el sueño del planeta. ¿Cómo podemos cambiar
todo el sueño de nuestra vida cuando ni siquiera tenemos poder
para cambiar hasta el acuerdo más insignificante?
Si somos capaces de reconocer que nuestra vida está
gobernada por nuestros acuerdos y el sueño de nuestra vida no
nos gusta, necesitamos cambiar los acuerdos. Cuando
finalmente estemos dispuestos a cambiarlos, habrá cuatro
acuerdos muy poderosos que nos ayudarán a romper aquellos
otros que surgen del miedo y agotan nuestra energía.
Cada vez que rompes un acuerdo, todo el poder que utilizaste
para crearlo vuelve a ti. Si los adoptas, estos cuatro acuerdos
crearán el poder personal necesario para que cambies todo tu
antiguo sistema de acuerdos.
Necesitas una gran voluntad para adoptar los Cuatro Acuerdos,
pero si eres capaz de empezar a vivir con ellos, tu vida se
transformará de una manera asombrosa. Verás cómo el drama
del infierno desaparece delante de tus mismos ojos. En lugar de
vivir en el sueño del infierno, crearás un nuevo sueño: tu sueño
personal del cielo.

Los Cuatro Acuerdos

1. SÉ IMPECABLE CON TUS PALABRAS

Habla con integridad. Di solamente lo que quieres decir. Evita hablar contra ti mismo y chismorrear sobre los demás. Utiliza el poder de tus palabras para avanzar en la dirección de la verdad y el amor.

2. NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE

Lo que los demás dicen y hacen es una proyección de su propia realidad, de su propio sueño. Nada de lo que hacen es por ti. Cuando seas inmune a las opiniones y los actos de los demás, dejarás de ser la víctima de un sufrimiento innecesario.

3. NO HAGAS SUPOSICIONES

Encuentra la valentía necesaria para preguntar y expresar lo que realmente quieres. Comunícate con los demás tan claramente como puedas a fin de evitar malentendidos, tristeza y dramas.
Sólo con este acuerdo, transformarás tu vida por completo.

4. HAZ SIEMPRE LO MÁXIMO QUE PUEDAS

Lo máximo que puedas hacer cambiará de un momento a otro; será distinto cuando estés sano que cuando estás enfermo. Bajo cualquier circunstancia, haz sencillamente lo máximo que puedas, y de este modo evitarás juzgarte, maltratarte y lamentarte.

Extraído del libro “ Los cuatro acuerdos” del Dr. Miguel Ruiz editado por Urano y del libro “ Cuaderno de trabajo de Los Cuatro Acuerdos” escrito por el mismo autor y también editado por Urano.

1 comentario:

  1. Es un libro rompedor, es cierto que mal gastamos la energía vital en mantener lo que se supone que es correcto... porqué tenemos unos acuerdos de vida, que enfrentar-se a un cambio(asumiendo
    responsabilidad de ser felices), eso nos da mucho miedo, ese vacio de acuerdos, nos haria sentirnos muy solos y preferimos seguir con lo que ya tenemos, que es algo, que no tener nada de acuerdos, simplemente porque los consideramos una parte imprescindible de vida, no nos damos cuenta que son una trampa ... Que nos impidem el progreso personal...Rosa M.

    ResponderEliminar